Buena actuación en rama masculina y femenina en Mundial de Pádel

La selección uruguaya masculina de pádel se clasificó en la 6ª posición en el Campeonato Mundial Absoluto. Por su parte, en damas se consiguió el 10º lugar.
La selección celeste masculina volvió a posicionarse en la elite del pádel mundial, con un 6º puesto en una competencia que cada vez sorprende más por el alto nivel de juego de los atletas de diferentes nacionalidades.
Argentina, Bélgica, Brasil, Chile, España, Inglaterra, Italia, Paraguay, Portugal, Uruguay, Australia, Francia, Alemania, México, Suecia, Holanda, Finlandia, Japón, y Estados Unidos, conformaron las 19 nacionalidades que llegaron hasta la ciudad de Asunción para disfrutar del evento Mundial más importante del Pádel.
La selección uruguaya masculina, que salía como cabeza de serie N°4, posición alcanzada en el anterior Mundial (Portugal 2016), tenía en el grupo a Australia, Gran Bretaña y Bélgica. Siendo fundamental el posicionamiento en la llave, los uruguayos supieron demostrar, y así consiguieron el primer lugar de la serie tras derrotar a Australia 3-0, Bélgica 2-1, e Inglaterra 2-1, tras muy duros encuentros.
Alcanzado el objetivo de ya asegurarse estar entre los 8 mejores del mundo, y el pase a 4tos de final, a Uruguay se le venían todas “finales”, y allí tuvo que enfrentar a Francia. El equipo galo, que cuenta con varios profesionales en sus filas, venía de derrotar 3-0 nada menos que al local Paraguay, y a Suecia. Entonces, Uruguaya puso en cancha en su primer encuentro a su pareja Nº 1, y allí salieron a la cancha el profesional Diego Ramos, ya todo un símbolo de la selección celeste, junto a Daniel Romero (N° 1 del ranking uruguayo 2018). El partido insumió 3 horas, tuvo de todo, como 2 match points a favor de Francia, sin embargo los celestes, con una inmensa cantidad de público rodeando la pista, muy alentados por compatriotas y extranjeros, no dieron nada por perdido, sacaron a relucir lo máximo que caracteriza a nuestros deportistas en el mundo, pero además acompañado con un muy alto nivel de juego, terminaron por llevarse el triunfo en el tie-break del tercer set, lo que desató la euforia de todo el equipo uruguayo y la hinchada presente. No obstante, aún faltaba mucho, y con la tensión en el aire, salieron a la cancha Raúl Grela y Walter Ramos, que si bien intentaron al máximo, no pudieron contra unos duros rivales. En el tercer y definitorio partido, Francia había guardado su pareja 2, y allí fueron al cruce Agustín Caorsi y André Trindade, quienes también hicieron grandes esfuerzos, pero no pudieron contra dos experimentados jugadores, cerrándose la llave, y de esa forma accediendo, con justicia, Francia a la semifinal. Los celestes no se amilanaron, y si bien las derrotas son duras, sabían que había que recuperarse rápido y así lo hicieron.
Al siguiente día tenían que seguir dando el máximo para subir posiciones, y otra final se venía, un cruce con la dura selección de Chile (2dos en el Sudamericano 2017). Allí Uruguay salió a pisar fuerte en su primer partido con André Trindade y Daniel Romero, que consiguieron el primer punto ganando un partidazo, tras grandes esfuerzos. Ya en el segundo se preveía un partido más que duro para los andinos, tenían enfrente a Diego Ramos y Raúl Grela, que supieron ganar otro difícil encuentro y con ello darle un muy importante triunfo a Uruguay. El tercer partido lo disputaron el joven de 17 años Higor Ensslin junto a Valentín Piastri, que no pudieron con sus rivales.
Uruguay quedó en posición de jugar por el 5to lugar, enfrente tenía a Portugal, la selección lusa con varios profesionales en sus filas, venía haciendo una brillante campaña, habiendo perdido únicamente con Argentina y Brasil, y derrotando por 3-0 a selecciones muy fuertes, como la de Italia. Sin embargo, los uruguayos plantaron bandera, y si bien el combinado Portugués ganó los 3 partidos de la serie, fue una lucha pareja, que demostró una vez más que nuestro país cuenta con jugadores de jerarquía.
De esa forma Uruguay, de entre 16 países que ingresaron a esta fase final del Campeonato del Mundo, conquistó la 6ta posición.
Los representantes masculinos fueron John López Alaniz como coach, y los jugadores Diego Ramos, Agustín Caorsi, André Trindade, Walter Ramos, Daniel Romero, Valentín Piastri, Raúl Grela, e Higor Enssilin.
Por su parte, para las damas fue un Mundial muy duro, si bien Uruguay contó con un gran equipo. Podría decirse que el sorteo fue desfavorable, ya que cayeron en el grupo con las Campeonas del Mundo, España, y luego Holanda y Francia, dos selecciones fuertes. Tanto contra Holanda (1-2) como ante Francia (0-3), las celestes opusieron dura resistencia, y pudieron haberse llevado alguna de las series, no obstante, las rivales pudieron dar un poco más y ganaron ambos desafíos.
El panorama para las jugadoras uruguayas se tornó muy difícil, después de quedar últimas en el grupo, necesitaban de triunfos para recuperar posiciones, pero además defender lugares de cara al próximo mundial, tomando en cuenta que en los mundiales, los 10 primeros equipos clasifican directo, pero a partir del puesto 11 tienen que jugar clasificaciones.
En su primera “final”, las uruguayas se las vieron con las locales, Paraguay, allí demostraron superioridad y pudieron recuperar confianza. En formación Mariana Núñez y Claudia Fernández, Manuela Álaga y María Teresa Ruiz, y Carolina Sampaio con Inés Carriquiry, ganaron todos sus partidos en 2 sets.
Luego de eso, y para salir de la zona de la no clasificación, debían ganar sí o sí su próximo desafío, para eso, debieron enfrentar a Bélgica que tenía una dura selección, y así quedó demostrado en la cancha. En el primer punto, Inés Carriquiry y Claudia Fernández, se vieron superadas. En el segundo María Teresa Ruiz y Manuela Álaga igualaron la serie. Y el tercero, que era “a muerte” lo disputaron Mariana Núñez y Virginia Sadi, que ganaron el primer set por 6/3, perdieron el segundo 6/0, y en una recuperación increíble, y luego de levantar match point en contra, lograron llevarse el tercero por 7/5, y así asegurar otra victoria, y la clasificación directa.
Quedaba un desafío, y era por el 9no lugar, allí vino la revancha contra Holanda, y en dos primeros partidos para el infarto, que se definieron ambos en 3 sets, con tie-breaks incluidos, las holandesas consiguieron otro triunfo, quedándose con el 9no puesto.
De esa forma las damas celestes, se ubicaron en la 10° posición, entre 16 países en femenino también.
Representaron a Uruguay en femenino su capitana María Teresa Ruiz, Manuela Álaga, Claudia Fernández, Inés Carriquiry, Carolina Sampaio, Camila David de Lima, Mariana Núñez y Virginia Sadi.
Datos y foto: Prensa Cud

Gabriel Paique

Campeón del Litoral Norte e Interior 2010 en Sub 15 y Sub 18, Campeón Nacional AUF-OFI en Sub 18 como Director Técnico de Salto | Periodista Deportivo, Director de la Revista Salimos!

Dejanos tu Opinion

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.