Cuando las lágrimas son parte del fútbol “chacarero”

Cuando vamos a cumplir un mes del parate del fútbol y todos los deportes en nuestro país, se van conociendo muchas situaciones de lo que deja esta emergencia sanitaria por el Covid 19.
A nivel mundial los problemas son diferentes, en los países del primer mundo con lo que son las rebajas de lo que perciben los jugadores, cuerpo técnico, entre otros.
A nivel del fútbol profesional uruguayo también se tomaron medidas, hoy varios jugadores y cuerpos técnicos están en el seguro de paro, lo que en definitiva les permite tener un ingreso.
Incluso funcionarios que son parte de la industria del fùtbol o del deporte, también han pasado al seguro de paro, incluso en nuestra Liga Salteña de Fútbol, se ha dado una situación similar.
Pero no todo es color de rosas y son muchos los que de un momento para otro han quedado sin ese ingreso, que muchas veces no es suficiente, pero que ayuda en la suma para “parar la olla”.
EL INTERIOR
El fútbol del interior, el “chacarero” y que estaba con la disputa de la Copa Nacional de Selecciones, pero que también está suspendido, sin fecha posible para el retorno, es más, si todo transcurría normalmente, a esta fecha se estaba en la fase de la definición.
Cuerpos técnicos, jugadores, árbitros, porteros, boleteros, distintos funcionarios, empresa de transportes que trasladaban a las Selecciones, hoy están viviendo una situación que sin duda se hace sentir.
Ni que hablar de lo que mueve el fútbol o el deporte, que va desde el manicero, al cantinero, al que vende un pancho, un choripán, un refresco y se podrían enumerar un sinfín de cosas, que hoy están paradas.
LAGRIMAS
Para quienes tenemos algunos años, hemos vividos muchas crisis, pero como la actual y con la situación de hoy día, donde el movimiento es nulo en lo deportivo, lleva a que muchas veces mientras conversamos con distintos actores del deporte, alguna lágrima se escape, ante una situación que tiende a complicarse aún más. Si bien siempre está el tema del Covid 19, muchos no ven cercana la posibilidad de que se vuelva a la actividad normal y esto lleva a que no se puedan hacer frente a compromisos económicos contraídos, o simplemente el pago de las facturas que llegan a fin de mes.
El fútbol del interior, ese que muchas veces alimenta al profesionalismo, hoy está en una situación más que complicada y sobre todo los distintos actores que son parte de este deporte, sería importante que los gobernantes también pusieran la mirada en un problema, que sin duda se irá agravando con el paso de los días, sobre todo para aquellos que no están dentro de lo que se llama el sistema.
Todavía no se ve la luz para salir de esta situación y cuando llegue el momento de volver, habrá que ver como queda o como se pone a andar todo el andamiaje nuevamente.
El fútbol y el deporte “chacarero”, hoy necesita que la mirada llegue al mismo, que no todo como siempre pasa, quede en el área metropolitana.

Gabriel Paique

Campeón del Litoral Norte e Interior 2010 en Sub 15 y Sub 18, Campeón Nacional AUF-OFI en Sub 18 como Director Técnico de Salto | Periodista Deportivo, Director de la Revista Salimos!

Dejanos tu Opinion