De las “joyitas” de antaño y pronto para hacer ruta

Nos sorprendió el ruido de un motor y su andar, ingresando a una estación de servicio. El suave e inconfundible sonido de un motor de los de antaño, de esos que ya no se ven, pero que tuvieron su época, que incluso hasta los años ’80 eran parte de nuestro Salto.
Luego los modelos fueron cambiando y las “cachilas” eran más difícil de observar en las calles de nuestra ciudad, por eso cuando uno vuelve a ver una de esas, queda sorprendido realmente.
Una Chevrolet del año 1929 y con un andar realmente envidiable, con su chapa para transitar por nuestras calles.
Una “joyita” que con sus 89 años tiene un andar realmente muy bueno y que sin duda está pronta para hacer ruta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *