Los guardametas deben vestir colores que lo diferencien de los jugadores de campo

El árbitro tiene que hacer cumplir las Reglas de Juego y en ese sentido es la autoridad para controlar cada situación que se da en el campo de juego.
En lo que fue la última jugada y con la expulsión del golero, si bien un jugador de campo puede sustituír al guardameta, debe de diferenciarse del resto de los jugadores, algo que no ocurrió con Juan Pablo Otorgués.
El árbitro central expulsó al golero de Gladiador Gastón Silveira y ya en la hora, el que pasa a ocupar el lugar en el arco es Juan Pablo Otorgués, que lo hace con la casaquilla que estaba jugando, la N.º 8, por lo que no se diferencia del resto.
Un tiro libre a favor de Ferro Carril y Otorgués que haciendo de golero, desvía el balón con las manos, sin que nadie se percate de la situación, culminando en el rechazo el juego.
Si bien Otorgués podía pasar a ocupar el arco, debió diferenciarse del resto de los jugadores de campo y al seguir con la casaquilla que estaba jugando, era un jugador de campo más.
Lo que dice la Regla
• Los dos equipos vestirán colores que los diferencien entre sí y también del árbitro y los árbitros asistentes.
• Cada guardameta vestirá colores que lo diferencie de los demás jugadores, el árbitro y los árbitros asistentes.

Gabriel Paique

Campeón del Litoral Norte e Interior 2010 en Sub 15 y Sub 18, Campeón Nacional AUF-OFI en Sub 18 como Director Técnico de Salto | Periodista Deportivo, Director de la Revista Salimos!

Dejanos tu Opinion