Se fue el Coco…Un Caballero del Fútbol Beethoven Javier

Hace pocas horas fue su ultima despedida…rodeado de todo lo que cosechó en sus casi sesenta años de andar por el futbol…amistad, sinceridad, credibilidad, serenidad y franqueza.-
Sus amigos de aquella Tercera Especial de Nacional de 1965 reclutados por todo el interior del país por un visionario de la época como Julio San Vicente, o sus amigos y compañeros de aquellos cuatro años en Danubio con ascenso incluído, o sus entrañables hermanos del Defensor que rompió la historia del futbol uruguayo…no encuentran palabras ni consuelo para entender este adiós del Coco, este morocho bonachón y creíble, tanto dentro como afuera de la cancha.-
Hijo de don Sixto y Eleora, completaban la escena familiar 2 hermanos varones (Edison y Henry) y la hermana menor Loreley.-
Una niñez repartida entre la humildad de una familia de clase media y la alegría que brindaba “el Olimar”, educado en la Escualea 66 repartida con la Escuela Nº 1 de Varones.-
De su padre músico de la Banda Municipal de Treinta y Tres, recibió una veta artística que usufructuó como baterista profesional en una orquesta de moda de la ciudad de Lascano, “Los Dinámicos”.-
A los 16 años su familia decide radicarse en Montevideo y en el Torneo del Este de 1965 en un partido ante Lavalleja, simplemente por cumplir de 30 personas que había en la tribuna, uno de ellos le encontró cualidades para el proyecto de armar una divisional en Nacional exclusiva con valores del Interior.-
Su descubridor era Julio San Vicente, quien recorrió todo el interior buscando jugadores como “el Coco”, entre ellos, Juan Carlos Blanco e Ildo Maneiro de Soriano, Atilio Ancheta de Florida, el Pocho Brunell desde Tacuarembó …
El 9 de febrero de 1965 ingresa oficialmente al Club Nacional de Futbol.-
Alternaba el futbol con los estudios de Ciencias Economicas y la orquesta…y por culpa de su trabajo en la orquesta le hicieron fama de “que tomaba” porque llegaba cansado a los entrenamientos, y “yo lo único que tomé además de agua en mi vida, fue la Naranja Lyda de Treinta y Tres”…
En 1968 fue su debut en un clásico por Copa Libertadores de America y “no anduve mal”, pero estaba en desventaja para ganar la titularidad , competía por el lateral izquierdo con Juan Martin Mujica.-
Ese año sin su consentimiento los dirigentes tricolores lo dan en préstamo a Danubio , cuenta que su último día en Nacional fue cuando asistió a un entrenamiento en Los Cespedes y encontró su casillero vacío y consultó al utilero y le dijo que por orden de los dirigentes si quería entrenar lo hiciera con su propia ropa…
Estuvo 4 años en Danubio consiguiendo el ascenso a primera división y afianzándose como uno de los mejores laterales del momento, incluso Nacional se vuelve a interesar por su retorno a pedido del “Pulpa” Etchamendi, quien lo cita en su casa para ofrecerle ser el nexo ante los dirigentes de su vuelta al club, pero “no volví a Nacional por una cuestión de amor propio, que a veces es traicionero”…
En octubre de 1972 el profesor José Ricardo de Leon, lo deja entrenar en Defensor ya que había quedado libre y entrena de lunes a viernes sin reclamar nada durante 5 meses y le consulta a De Leon que va a pasar con él…”el Profe era un fenómeno, me dice ves esos jugadores que están en la mitad de la cancha, son los mejores del mundo, son los que me dan de comer, el día que se vaya uno de ellos, tendrás tu lugar”.-
Cuenta Bethoven Javier que “yo estaba casado y tenía hijos, pero seguí entrenando dos meses más, hasta que salió la venta de un jugador a Mexico y pude firmar contrato, pero con tanta mala suerte, que el presidente estaba “embarcado”, porque fue el día del golpe de estado en Uruguay, el 27 de junio de 1973, pude agarrar un cheque, pero estuve un mes sin poder cobrarlo por la huelga de los bancos”.-
En el Defensor que quebró la historia del futbol uruguayo, cuando consigue un equipo chico ser campeón uruguayo “ las cosas no vienen por que si”…
“ yo era el encargado del área económica del plantel, me encargaba por mis estudios económicos de sentarme con los dirigentes y fijar los montos de los premios, eran tan buenos los premios de ese plantel que todos los martes cobrábamos un sueldo más”.-
“Con el título del 76, pude comprarme una casa …y amueblada”.-
Siempre reconocieron todos los jugadores de aquel plantel campeón que el floridense, el Profe De León marcó el rumbo del futbol uruguayo a partir de aquel 25 de junio de 1976, “en Defensor trabajábamos táctico una hora y media sin pelota”.-
Después de su experiencia con el mejor entrenador que tuvo, sabía que su camino en el futbol estaba destinado a seguir los pasos de su referente, como lo hicieron la mayoría de los futbolistas de aquel Defensor,…ser entrenador.-
Colgó los zapatos en 1982 defendiendo al club Colon siendo el capítan de aquel equipo que estuvo peleando el ascenso a primera división.-
Como entrenador ya es más conocida su trayectoria, dirigiendo a diferentes equipos del ascenso , era un poco la impronta de quienes fueron discípulos del “profe”, el esfuerzo, la entrega y la actitud para trabajar con planteles que no tenían el poderío de los grandes, pero que dejaban todo en la cancha.-
Un día se alejó del futbol…y se fue como llegó sin bombos ni platillos, sin prensa, sin reconocimientos …el dijo que se fue cerca de Lascano…a descansar, pero, no pudo con su condición y en el 2014, “le tiran el viaje” sino se animaba a ser el entrenador de la selección de Rocha Interior, les dijo que lo pensaría, pero ya sabía que en su interior profundo estaba agradeciendo que se hayan acordado de el, no tenía la exigencia del futbol profesional y sabía que a pesar de que la procesión iba por dentro, era momento de devolver en el interior todo el aprendizaje cosechado en el futbol.-
De allí en más el camino es conocido, Internacional de la Barra de Chuy en la Copa de Clubes de ese mismo año en que es re- descubierto, y recala en Rocha para dirigir a Palermo sacándolo campeón en las temporadas 2015 y 2016 y que se aprestaba a reconquistar este 2017 con un gran plantel.-
Excelentes números avalan su gestión en tres temporadas en el departamento de Rocha:
Entre el 2014 al 2016 inclusive, dirigiendo a la selección de Rocha Interior, Internacional de la Barra al cual sacó campeón de la Liga de Chuy y participando en la Copa de Clubes y dos temporadas en Palermo suma 49 partidos, con 30 victorias, 9 empates y tan solo 10 derrotas, anotando sus equipos 99 goles y recibiendo 45 en contra.-
Desde que volvió a dirigir en el 2014, fue campeón las tres temporadas, 2014 – Internacional de la Barra de Chuy, 2015 – Palermo, 2016 – Palermo.-
Por donde caminó “el Coco Javier”, dejó la huella, sin dudas…su impronta de excelente entrenador y mejor tipo.-
Era un placer realizarle una nota, no escapaba al micrófono nunca, más bien le gustaba conversar, después de los partidos analizar con el periodista el juego de su equipo y las razones por las cuales se ganaba o se perdía…
Se lo va a extrañar mucho …Coco, porque fue de esos tipos especiales que tendrían que tener un permiso especial de Dios para seguir viviendo eternamente y continuar dando clase de futbol…y sobre todo de vida…
*(Los encomillados son frases textuales de Bethoven Javier extraídas de una entrevista realizada en el 2016 por el periodista Gustavo Rodriguez).-
Alejandro Romillo (GIEFI Rocha)

Gabriel Paique

Campeón del Litoral Norte e Interior 2010 en Sub 15 y Sub 18, Campeón Nacional AUF-OFI en Sub 18 como Director Técnico de Salto | Periodista Deportivo, Director de la Revista Salimos!

Notas relacionadas...

Dejanos tu Opinion