Comenzamos a escribir por un nuevo año

Se fue el 2020, que en lo deportivo tuvo muy poca actividad y donde el fútbol de Primera estuvo ausente, como también el básquetbol, mientras que juveniles jugaron, pero no pudieron terminar por el crecimiento en números de casos del Covid 19.
El 13 de marzo cuando aparecieron los primeros casos en nuestro país, se cerraron las puertas de todas las actividades deportivas y se pudo controlar el avance de los casos, con un control importante.
En el mes de junio los números estaban controlados y con muy pocos casos, pero se dieron algunos brotes, que volvieron a mostrar que la pandemia estaba ahí.
De todas maneras, se abrieron las puertas para algunas competencias y distintas actividades, la movilidad comenzó a ser otra, para que también comenzaran los números a crecer en todos los aspectos, más allá que a medida que se acercaba la primavera, uno pensaba que todo se iba a controlar.
Pero no fue así y a partir de octubre en adelante los casos comenzaron a preocupar, para llegar a un diciembre, donde se volvieron a cerrar “canillas”, entre las cuales estaban las deportivas.
Los números siguieron creciendo y despedimos un 2020 con la preocupación de los números, con casos en todos los departamentos de nuestro país.
Hoy comenzamos el 2021 y a la espera de lo que pueda pasar con la “curva”, si comienza a bajar luego de las medidas adoptadas, que por lo que han marcado los últimos números, todavía no se ha visto esa situación.
Esto hizo que por ejemplo, la Organización del Fútbol del Interior (OFI), suspendiera la tradicional competencia del verano, los torneos Regionales de Selecciones y la Copa Nacional, la que se verá si se puede reprogramar más adelante.
Salto no tuvo fútbol, ni básquetbol de Primera en todo el año y vaya si se extrañó, sobre todo por lo que significan estas actividades deportivas.
Hoy a la espera de las decisiones que pueda llegar a tomar el Gobierno Nacional, que hasta el 10 de enero no permite ningún espectáculo, entre lo que se encuentran los deportivos y por lo tanto las miradas estarán puesta en esa fecha.
Este 1° de enero de 2021, con la llegada de un nuevo año, que siempre se arranca con esperanzas y las miradas puestas en lo que nos puede llegar a dejar, se espera que todo mejore, para que los clubes vuelvan a convocar a jugadores, hinchas, colaboradores.
Arranca un nuevo año y esperemos poder escribir lo que pueda pasar en una cancha, que en definitiva es lo que esperan todos los que de una manera u otra, ven en el deporte una salida para disfrutar de la vida.