En nuestras canchas: “Ahora cambia el dibujo”

Algunos equipos del Fútbol Senior comenzaron a realizar entrenamientos de cara a los que será su Campeonato que se jugará en este 2021 y de las cosas que también se ven en algunos escenarios, es que llegó todo el color para realizar el calentamiento previo, como también la tecnología, incluso Entrenadores que llegan con su pizarrón que lo colocan delante de sus dirigidos para hacer la charla técnica.
Incluso con la pizarra con botones imantados, que hacen el movimiento de cada jugador, como también la figura del sistema a emplearse, según el rival de turno.
Iban a jugar un encuentro amistoso y llegó el técnico con su campera gruesa, con los colores de su equipo, se acomodó el peinado, miró a cada uno de sus dirigidos, para señalar los 11 que iban desde el arranque.
El sistema empleado fue un golero, cuatro en el fondo, un volante central por delante, tres volantes, un enganche y un punta.
El primer tiempo se fue sin goles, en partido parejo y donde del sistema empleado, se fue desdibujando con el correr de los minutos, producto del cansancio en varios de los actores.
Afuera el Entrenador no se cansaba de darle los mensajes a sus dirigidos, “estamos bien, no tenemos que perder la figura.
En la charla del entretiempo, mientras algunos se acercaron y cuando se aburrieron se pusieron las manos en la cara, como si les diera sueño, o acordándose que estaba más lindo para una siesta, se fueron.
Mientras tanto, el técnico que señala a sus dirigidos: “nosotros tenemos que hacer un gol y que no nos conviertan. Vamos a armar el dibujo bastante parecido, nada más varía, vamos a jugar con doble nueve, dos extremos bien por afuera”.
En la pizarra todo “soñado” dijo uno en voz baja y comenzó el segundo tiempo, ya las piernas no eran las mismas, por momento parecía que jugaban con 5 nueve, ya que nadie bajaba, por lo que el rival fue el que comenzó a llegar al gol, para finalmente quedarse con la victoria del amistoso.
Mientras que el Entrenador contrario no entendía nada, ya que sus dirigidos no llevaron a cabo el mensaje, “ahora cambia el dibujo” y lo que pasó es que se desdibujó el equipo.
Cerró su pizarra, volvió a acomodarse el pelo, se subió el cierre de la campera, se colocó el casco y se fue masticando la bronca, sin saludar a sus adversarios.
De las cosas que se dan en nuestras canchas y con la vuelta de la pelota al campo de juego, no será sencillo poner en estado algunos cuerpos, menos cuando no interpretan el dibujo.-