Eugenia González batió récords nacionales en buceo libre

La Profesora de Educación Física uruguaya de 32 años, Eugenia González, hace pocos días batió 3 récords nacionales para Uruguay en el deporte de buceo libre. Dicha disciplina es poco conocida, pero en Uruguay y en el mundo está creciendo en cantidad de adeptos. Es una especialidad derivada del buceo, ya sea con o sin aletas y la denominación en español es, buceo libre.
Las marcas conseguidas por González fueron logradas en una competencia que se llevó a cabo en San Andrés, Colombia en el marco de la Colombian Cup (Copa Colombia). La mencionada deportista uruguaya llegó a uno de los récords en inmersión libre, el récord femenino era de 15 metros y Eugenia hizo 20 en una primera instancia y 25 metros al día siguiente, batiendo su propia marca. Luego compitió en peso constante con bi aletas 20 metros para batir el récord haciendo peso constante 25 metros.
En el buceo libre hay diferentes categorías, una se llama estática, en la cual se aguanta la respiración sin movimiento debajo del agua. Otra es Dinámica, con desplazamientos horizontales, estas dos se practican en Uruguay, ya que se realizan en piscinas. Otra categoría es la de profundidad, la cual recién está comenzando en Uruguay y se practica por lo general en época de verano.
Eugenia González, actualmente está radicada en una isla próxima a Panamá, donde practica y brinda clases del mencionado deporte, expresando lo siguiente: “Estoy recorriendo el mundo buceando, en algunas oportunidades regreso a Uruguay y brindo clases de natación en las Plazas de Deportes. Ahora hace un año y medio que estoy residiendo en una isla próxima a Panamá. En lo que se refiere a futuras competencias, hay una en Honduras, pero seguramente no participaré ya que solamente la inscripción tiene un costo de 300 dólares y a eso hay que sumarle los gastos de viaje. Aquí tengo bastante trabajo, ya que soy instructora de buceo y de buceo libre. En las islas denominadas Bocas del Toro, donde resido, se le brinda clases a los niños de un barrio muy pobre que no tienen posibilidades de bucear y con ellos hacemos limpieza del mar y plantamos corales. Es un archipiélago que queda entre Panamá y Costa Rica. Mis comienzos buceando fueron para presenciar el fondo marino, observar las tortugas y los diferentes peces, en una actividad netamente amateur y después comencé a competir.
Datos y foto: Prensa Cud